Traductor

Existe un elemento en la naturaleza que nos amplifica de enorme manera, los poderes humanos que se hayan escondidos dentro de cada uno de nosotros : el Ormus.

El ormus sirve para curar el cáncer, la esquizofrenia, el alzheimer, la demencia, y puede hacer crecer miembros mutilados otra vez además facilita la adaptacion a todo, si se los pones a las plantas se ponen muy grandes, te dilata irreversiblemente de forma acumulativa la percepcion del tiempo, los dias parecen durar años, cuando te sube sentis como que te colgaste de un cable de alta tensión.

El descubrimiento lo hizo David Hudson, tratando de buscar oro, dió con un material que repelele al imán y luego de varios experimentos lo bautizó Ormus que significa Orbitally Rearranged Monoatomic Elements (Elementos Monoatómicos Reordenados Orbitalmente).

Cuando recordamos las historias y leyendas de la antigüedad, encontramos enigmas que todavía están por resolver. 

Muchos de ellos están relacionados con sustancias que tienen propiedades mágicas. 

Los antiguos alquimistas de China, Israel, India, Egipto y Persia las llamaron soma, el elixir de la vida, chi, maná, prana, la piedra filosofal, pan blanco y el oro del Rey Salomón.

Estas sustancias también están asociadas a otros fenómenos misteriosos como la fuente de la juventud, el arca de la alianza y la gran pirámide, a los que con frecuencia también se les atribuyen propiedades sanadoras y místicas milagrosas.

Los antiguos textos judíos describen cómo el arca de la alianza levitaba cuando la sacaban del templo en los días santos. 

Según el Zohar, a los antiguos sacerdotes judíos que llevaban el arca de la alianza se les ataba una cuerda a un tobillo para poder separarlos de ella si recibían alguna descarga eléctrica. 

El arca de la alianza era utilizada para almacenar (y quizá recargar) la vasija llena de maná guardada por Moisés.

Moisés cogió el becerro de oro que hicieron los israelitas como objeto de culto «y lo quemó y lo trituró hasta reducirlo a polvo, esparciéndolo en agua, que hizo beber a los israelitas», supuestamente para mejorar su conexión espiritual.

El antiguo alquimista chino Wei Po-yang escribió sobre la llamada píldora de la inmortalidad, hecha de Huan Tan, un polvo comestible obtenido a partir de oro. Después de ingerir la píldora de Huan Tan, «el cutis rejuvenece, desaparecen las canas y crecen de nuevo los dientes. 

Si la toma un anciano, volverá a ser joven, y si lo hace una anciana, recuperará su virginidad».

Los antiguos egipcios tenían el shem-an-na, que en el Libro de los muertos era llamado pan, y también oro, y era ofrecido a los dioses en forma de cono.

 Estos misterios han intrigado a los estudiosos de la historia antigua desde hace miles de años. 

En la edad media, un alquimista llamado Artephius aseguró que había solucionado algunos de estos rompecabezas y escribió un libro sobre sus experiencias con los elementos que obtuvo, después de trabajar con ellos «durante mil años, aproximadamente, que han pasado por encima de mi cabeza, desde el día en que nací, gracias a la benevolencia de Dios todopoderoso, con el uso de su maravillosa quinta esencia».

La ciencia moderna considera estas sustancias como fantasías y ficciones pertenecientes a supersticiones y religiones antiguas. 

Quizá los científicos han descartado con demasiada rapidez la existencia de estas asombrosas sustancias. Veamos algunas de las propiedades que se afirma que poseen.

El maná mencionado en la Biblia (que parece ser similar al shem-an-na del antiguo Egipto) se describe como «parecido a la semilla del cilantro, blanco, y su sabor como torta de miel». 

Aparecía al evaporarse el rocío.

El chi y el prana se describen como sustancias revitalizantes que se pueden acumular en el cuerpo gracias a ciertas técnicas de respiración. 

La piedra filosofal se dice que es una forma evolucionada del oro y la plata. 

El soma y la fuente de la juventud serían líquidos que proporcionan juventud y vitalidad al beberlos. 

A continuación, se incluye una lista de propiedades que nos puede ayudar a establecer algunas bases científicas para estos enigmas de la antigüedad:

Son una forma de oro, plata u otros metales preciosos,tienen forma de aceite y se pueden secar hasta convertirse en un polvo blanco como la harina, existen como un gas o vapor que se puede extraer del aire

Se pueden recargar y acumular en estructuras como el arca de la alianza o la gran pirámide, levitan bajo ciertas circunstancias, poseen asombrosas propiedades curativas y espiritualesy resultan difíciles de identificar utilizando instrumentos científicos modernos.

Algunos científicos han extraído un polvo blanco del agua de mar y lo han convertido en oro metálico. 

Un investigador ha obtenido aceite de oro a partir de agua dulce utilizando una trampa de levitación magnética, lo ha hecho levitar y lo ha convertido en metal.

Otro investigador ha conseguido el mismo aceite recogiendo rocío en noches de luna llena, y también inyectando aire en una trampa de torbellino magnética.

Este polvo blanco de oro es la magia. 

Puede utilizarse para hacer magia blanca o magia negra».

Cuando descubres lo que es el polvo blanco de oro, empiezas a entender estas palabras. 

Este polvo está relacionado con los antiguos habitantes del valle del Tigris y el Éufrates. 

Ellos decían que lo habían recibido de los dioses. 

Siempre se representa en los escritos como una piedra triangular el doble de alta que de ancha, como un pirámide alargada. 

Zecharia Sitchin se refiere a ella como la piedra azinder. 

Y todos sus textos sagrados comenzaban siempre con este símbolo. 

Precisamente, en los antiguos textos egipcios, a este polvo se le llama ¿qué es esto?, y en los papiros de Ani encontrados en la tumba del faraón Pepe II del antiguo imperio egipcio, dice : «Soy purificado de todas las imperfecciones.

Asciendo como el halcón dorado de Horus, me acerco a los inmortales sin morir, me coloco frente al trono de mi padre y continúa de este modo, página tras página, describiendo los poderes que se adquieren en el proceso de ascensión, pero se detiene una y otra vez para hacer la misma pregunta : qué es esto?.

Esto fué escrito 2.800 o 2.900 años a. de C., y siempre hacen la misma pregunta: «¿Qué es esto?». 

Cuando se busca en un diccionario hebreo, la palabra hebrea para preguntar ¿qué es esto? es Ma-Na. 

Maná significa ‘¿Qué es esto?’. 

Y entonces comprendí que los hebreos, que vivieron en Egipto durante generaciones, eran los artesanos, los metalúrgicos. 

Y luego abandonaron Egipto y se llevaron el conocimiento con ellos. Velikovsky, en su libro titulado Época de caos, afirma que cuando los hebreos abandonaron Egipto, los egipcios decidieron perseguirlos, y se han encontrado escritos en Egipto donde se dice que el faraón y su ejército perecieron en medio de un torbellino de agua. 

Esto ocurrió justo al final del imperio antiguo de Egipto.

Recordad que la Biblia dice que los hebreos, al salir de Egipto, se encontraron en la península del Sinaí con los amalecitas y que Moisés quería luchar contra ellos, pero el pueblo hebreo dijo: esta es una tribu sanguinaria, son cientos de miles, no queremos luchar contra ellos. 

Y, por lo tanto, evitaron el enfrentamiento, pues bien, Velikovsky descubrió que en ese momento, en Egipto estaban sufriendo una plaga y que también había plagas en el valle del Tigris y el Éufrates, y que la tribu dominante, los amalecitas, habían salido del valle del Tigris y el Éufrates al mismo tiempo que los hebreos salían de Egipto. 

Y que se cruzaron en el Sinaí, los hebreos dirigiéndose hacia el este, y los amalecitas, hacia el oeste. 

Cuando estos últimos llegaron a Egipto, no encontraron ni al faraón ni a su ejército, porque los árabes habían exterminado a la población y lo habían saqueado todo. 

Solo respetaron las castas más bajas para convertirlas en esclavos, pero asesinaron a los demás. Destruyeron los templos y la civilización del imperio antiguo de Egipto. 

Cuando se dieron cuenta de lo que habían hecho, era demasiado tarde y el conocimiento se había perdido. Los únicos que a partir de ese momento sabían cómo fabricar el polvo blanco de oro eran los hebreos, que estaban en la península del Sinaí.

Entonces, en el antiguo Egipto comenzaron a hacer las ceremonias de la apertura de la boca y a momificar a sus líderes, esperando que este conocimiento volviera y los líderes resucitaran, pero se había perdido. 

Por lo tanto, si se estudia el imperio antiguo de Egipto, descubriréis que nunca se ha encontrado el cuerpo de un faraón ni de un sumo sacerdote perteneciente a este imperio. 

Nunca,  y ellos aseguraban en sus textos que no morían, que ascendían la escalera al cielo.

Y si leéis acerca de lo que hacían y de adónde iban, os daréis cuenta de que coincide con las descripciones de los habitantes del valle de Tigris y el Éufrates, que ascendían la escalera al cielo. 

Estos últimos mencionan una isla llamada Bahrain, justo al lado de la península del Sinaí. 

Había una ciudad que se llamaba Kilmun o Dilmun, y los arqueólogos han encontrado los restos de esta ciudad y el lugar bajo tierra donde el agua dulce brota por debajo del nivel del mar y se mezcla con el agua salada.

Esta historia comienza con el primer rey mortal en el valle del Tigris y el Éufrates, Gilgamesh, y su búsqueda de la inmortalidad. 

Recibió el mensaje de que viajara a la tierra donde se pone el sol, que en realidad es lo que significa la palabra Arabia. 

Y viajó hasta la desembocadura del Tigris y el Éufrates, cruzó el océano y llegó a esta isla, donde vivía el hombre que había sobrevivido al diluvio, y que nosotros conocemos como Noé, y al que había estado buscando. 

Este hombre había vivido 900 o 1.000 años, tenía tres hijos que vivieron más de 900 años, y poseía este conocimiento.

Ahora volvamos a los hebreos que habían salido de Egipto,todos los egipcios que sabían cómo fabricar el polvo blanco de oro habían sido asesinados y no había manera de resucitarlos. 

Sin embargo, los hebreos tenían este conocimiento, y Moisés ordenó a Bezaleel, el herrero, que preparara el ¿qué es esto?, el maná, o el pan de la presencia de Dios, como también se conocía en el imperio antiguo de Egipto, donde también lo llamaban la lágrima dorada del ojo de Horus, lo que sale de la boca del Creador, es decir, su saliva, y también el semen del Padre en el cielo. 

Cuando se mezcla el polvo blanco de oro con agua, forma una suspensión gelatinosa que, como granjero puedo atestiguar, tiene el mismo aspecto que el semen que se utiliza para inseminar a los animales. 

Sí, esto sería una buena descripción si tuviera que explicarle a alguien qué aspecto tiene.

Este es el fundamento de todas las religiones del mundo, cuántas veces hemos oido: «Lávate, purifícate, prepárate como una novia en la cámara nupcial para la llegada del Padre. 

Lo que nunca nos dicen es que en la cámara nupcial eres inseminado con el semen del Padre en el cielo. 

Y esto ocurre durante un ayuno de cuarenta días, llamado el rito egipcio de la transición. Hacían ayuno durante nueve días para limpiar el aparato digestivo y después tomaban el semen del Padre en el cielo durante los treinta días siguientes. 

Este último también era llamado el pan de la vida, y se mezclaba con agua para formar lo que llamaban el agua viva. 

De acuerdo, esta sustancia fué lo que Moisés ordenó a Bezaleel, el herrero, que fabricara. 

Bezaleel no era un panadero ni una mujer, sino un herrero que preparó el pan de la presencia de Dios y lo colocó en una mesa dorada frente al Arca de la alianza. 

Recordad que en el Arca de la alianza estaban las piedras a través de las cuales Dios habló a Moisés y le entregó los diez mandamientos.

Y la Biblia dice que en la cima del monte Sinaí había fuego y humo. 

Era como si allí hubiera una fragua,debemos recordar que Moisés había estado antes en el área del Sinaí, donde había minas de cobre. 

Puede creerse que había una fragua en el monte Sinaí, porque a 1.160 grados, el polvo blanco de oro se funde en un cristal tan transparente como el de una ventana. 

Sin embargo, es oro puro, no es un compuesto de oro, sino oro puro. 

Puedes ponerlo en un mortero y molerlo hasta convertirlo de nuevo en polvo, pero tiene exactamente el mismo aspecto que un cristal.

Una de las características especiales del oro, en comparación con otros elementos, es que se puede purificar por destilación. 

A 450 grados, el oro se disgrega y se transforma en gas, y se puede recondensar y recoger de nuevo en forma de polvo. 

Por lo tanto, puedes purificarlo una y otra vez repitiendo la destilación, hasta obtener una sustancia muy pura. 

A esta sustancia se le llama rocío blanco, condensado blanco, paloma blanca o se representa como una pluma blanca en los textos de alquimia porque se puede purificar como cualquier sustancia volátil. 

Todos los símbolos en los que una paloma nos da de comer o en los que recibimos una paloma blanca, están relacionados con la alquimia. 

Por lo tanto, este conocimiento fué guardado por lo hebreos hasta la destrucción del primer templo.

Qué ocurrió antes de que el primer templo fuera destruido? 

Todos sabemos que Salomón había dejado embarazada a una mujer que había llegado de Egipto y que, en realidad, era la faraona : Hatshepsut.

Era la faraona de Egipto, que llegó al templo de Salomón y se quedó embarazada, y después volvió a Egipto y dio a luz a un hijo cuyo nombre era Menelik. 

Este volvió a Jerusalén cuando tenía veintiún años para que Salomón lo reconociera como su hijo. Y Salomón, por supuesto, lo reconoció, pero los Levitas, los sumos sacerdotes, no lo hicieron porque era mestizo. 

Después de haber cultivado la pureza racial durante tanto tiempo, aparecía este mestizo como primogénito de Salomón, destinado a ser el rey de Jerusalén. 

Entonces, los Levitas le dijeron a Salomón: debes desterrar a tu hijo, y este, con su infinita sabiduría, contestó : de acuerdo, pero si lo hago, vosotros, los Levitas, debéis desterrar también a vuestros primogénitos. 

Y, de este modo, los primogénitos de los Levitas se marcharon con Menelik, y se llevaron el Arca de la alianza.

Y allí es donde fue el Arca de la alianza, a Egipto. 

Cuando los hebreos descubrieron que el Arca de la alianza había desaparecido, se dieron cuenta de que los hombres que se la habían llevado eran los que tenían autoridad para cuidad de ella por derecho de sangre. 

Eran los primogénitos de los Levitas y el rey, y al ser desterrados, se llevaron el Arca de la alianza. 

Hoy en día, los hebreos no desean recordar este suceso, porque debido a su ignorancia perdieron el Arca de la alianza. 

Y los sacerdotes de Aarón y los rabinos no quieren hablar de la partida de Jerusalén de los sumos sacerdotes, pero fueron a Egipto. 

El Arca de la alianza fué guardada en Egipto, en la isla de Elefantina, donde construyeron un duplicado exacto del templo de Salomón, y esto lo podéis leer en el libro de Graham Hancock titulado El sello y la señal. 

Esta información es correcta, puesto que los arqueólogos han realizado excavaciones en la isla de Elefantina y han encontrado ruinas con las dimensiones exactas del templo de Salomón, los cimientos y el lugar donde se guardaba el Arca de la alianza. 

En el templo de Luxor registraron el botín que Thutmose II obtuvo cuando se convirtió en faraón y saqueó el templo de Salomón, y en la lista no estaba el Arca de la alianza porque ya la tenían. 

En esta lista aparecen primero los objetos de oro, luego los de plata y finalmente los de cobre. 

Entre los de oro se encuentra esta pirámide alargada que representa el pan de la presencia de Dios. 

Es el mismo símbolo del que os hablé antes, que siempre aparece en la ceremonia sagrada, con el rey ofreciendo el pan, el pan blanco al símbolo del Arca de la alianza, con Anubis negro sentado sobre él. 

Anubis representa el aparato digestivo y el rey hace esta ofrenda al guardián del secreto, es decir, que ofrece el polvo blanco de oro al aparato digestivo y comienza el proceso de transformación.

Entonces, qué efectos produce? 

Cualquier producto que se administre a una persona con el objetivo de curar alguna enfermedad es una medicina. 

Con una dosis de 2 mg. al día ha curado el Sarcoma Karposi de pacientes de sida, teniendo en cuenta que hay 32.000 mg. en una onza, 2 mg. es una cantidad muy pequeña, y puede curar el Sarcoma Karposi. 

Con solo inyectar 2 mg. a una persona, sus leucocitos pueden aumentar en dos horas de 2.500 a 6.500. 

Pacientes con cáncer avanzado lo han tomado vía oral y después de cuarenta y cinco días el cáncer había desaparecido por completo. 

Se ha utilizado contra la enfermedad de Lou Gehrig, contra la artritis y otras enfermedades, y los resultados son favorables. Pero su verdadera finalidad no es actuar como medicina.

La función de esta sustancia es elevar la conciencia de la humanidad. 

Si hay personas que no pueden entenderlo, lo siento por ellas, porque esta es su verdadera finalidad. 

E primer hombre que lo tomó hizo un ayuno intenso de cuarenta y dos días. 

Durante los primeros nueve días solo bebió agua, y al décimo comenzó a tomar 500 mg. diarios de esta sustancia. 

Esto no era oro, sino rodio e iridio. 

El motivo para elegir estos elementos es que de forma natural están en nuestro cuerpo. 

Están en el gel Aloe Vera, en Ace Mannan, en Man Aloe, en el zumo de zanahoria y en el de uva, en el extracto de semillas de uva, en la corteza de olmo y en muchos otros lugares. 

Por lo tanto, es algo natural, no es una composición química, no es una droga. 

Es un elemento básico y podemos tomarlo al igual que una pastilla de hierro,  la diferencia está en que por los átomos de esta sustancia fluye la luz de la vida en nuestro cuerpo.

Los egipcios decían lo siguiente : debes alimentar tu cuerpo físico para que crezca y realice sus funciones. 

Si no lo haces, estarás débil e incluso puedes morir, ademásdecían que tenemos un cuerpo de luz, y que debemos alimentarlo al igual que hacemos con el físico. 

La razón de que no lo alimentemos es que no sabemos con qué hacerlo.

El rito egipcio de la transición consistía en tomar 500 mg. diarios de esta sustancia durante treinta días, y queríamos saber acerca de los resultados. 

Después de tomarla durante cinco o seis días, este hombre empezó a oír un sonido de frecuencia muy alta, que cada día iba aumentando de volumen. 

Cuando finalizó el ayuno, dijo que era como si hubiera altavoces dentro de su cerebro, como un rugido. 

Es el mismo sonido que se dice que hay que encontrar y escuchar cuando meditas, aunque los meditadores no suelen oirlo en la vida diaria. 

Sin embargo, este sonido rugía en la cabeza de este hombre día y noche, rugía mientras hablaba por teléfono o mientras trabajaba. 

Es como néctar porque no entra por los oídos, sino que se origina dentro del cerebro.

Probablemente resulte difícil de entender para cualquiera, deseas dejarte llevar por este sonido y olvidarte de todo lo demás. 

Al finalizar el ayuno de cuarenta y dos días, hizo un régimen de limpieza para eliminar las toxinas acumuladas en su cuerpo y volvió a comer carne y verduras con normalidad. 

Supuso que este sonido disminuiría hasta desaparecer, pero no ocurrió de este modo, el sonido continuó aumentando de volumen. 

A partir de los sesenta días comenzó a tener sueños, visiones y revelaciones. 

Seres de luz comenzaron a visitar a este hombre y a impartirle enseñanzas, ellos nunca hablan, sino que se comunican con él por telepatía. 

Y esperando no ofender a nadie, también lo visita una mujer y mantienen relaciones sexuales.

En los antiguos textos védicos en los que 2.000 años a. de C. se hablaba de mantener relaciones sexuales con los ángeles. 

Después de siete meses comenzó a tener orgasmos, sin erección, ni eyaculación, pero con orgasmos. 

Es como los reales y  llegó un momento en que tenía siete u ocho diarios.

El sonido parece originarse unas ocho pulgadas por encima de mi cabeza y desciende hasta mi cerebro. 

Es como una banda que rodea mi cabeza y suena dentro de ella. 

Puedo sentir la vibración por todo el cuerpo, los orgasmos comenzaron al cabo de siete meses, se hicieron cada vez más frecuentes y es algo que no puede controlar, que simplemente sucede. 

Ahora suele dormir hora y media o dos al día, no necesita dormir siete u ocho horas diarias como la mayoría de nosotros. 

Una noche, a las cuatro de la madrugada, decidió dejarse llevar por este orgasmo para ver lo que ocurría. 

Se originó en la pelvis, y dejó que aumentara, y a continuación sintió cómo subía hasta el estómago, después hasta el pecho y hasta la cabeza, todo mi cuerpo estaba envuelto en este orgasmo, sentí calor. 

Pienso que si alguien me hubiera tocado en aquel momento, se habría quemado. 

Entonces, de repente, una columna de energía salió por encima de mi cabeza».

En un libro titulado los secretos de las flores doradas, por Richard Wilhelm, con una introducción de Carl Jung. Richard Wilhelm tradujo los libros de Jung a las lenguas orientales. 

Este libro lo escribió en 1.931 y ha sido traducido a diferentes idiomas y publicado en varias ocasiones desde entonces. 

En este libro se describe con detenimiento este sonido, que parece ser el sonido hu. 

Nosotros somos hu-manos, los hombres que pueden oír este sonido.

En este libro se afirma que la energía se genera en la pelvis, aumenta y sube hasta llegar a la cabeza, y envuelve todo el cuerpo. 

Finalmente, parece como si una columna de luz saliera por la cabeza.

Creo que la palabra que se utiliza para describir este fenómeno es kundalini. 

Ahora, este hombre puede cortar una baraja y adivinar el número y el palo de la carta que hay debajo, y siempre acierta. 

También sabe si va a recibir alguna visita al día siguiente y de qué van a hablar. 

Dice que siente una unión total con todos los seres vivos, con los animales y los humanos.

Según Los secretos de las flores doradas, después de diez meses lunares o, como afirmaban los egipcios, nueve meses solares, te conviertes en un ser de luz. 

Es como romper el cascarón del huevo cósmico y surgir como un ser de luz, capaz de levitar y aparecer en dos lugares al mismo tiempo,puedes desaparecer aquí y aparecer en cualquier otro lugar.

Todo esto resulta bastante extraño, excepto si pensamos que esta persona se haya convertido en un superconductor, en cuyo caso podría levitar y andar sobre el agua. 

La gravedad es una reacción de la materia, los protones, los neutrones y los electrones, con el punto cero o energía del vacío.

Lo que experimentamos como gravedad no es más que la reacción de la materia con el punto cero de energía, no existe un campo gravitatorio por sí mismo. 

Con sus cálculos matemáticos, Puthoff demuestra que cuando la materia se conecta en dos dimensiones a través de una resonancia, deja de interrelacionarse en tres dimensiones y solo lo hace en dos, gracias a lo que él llama movimiento jitterbug, y entonces pierde cuatro novenas partes de su peso gravitatorio, es decir, que solo pesa el 56% de su peso inicial. 

Como recordaréis, esto es exactamente lo que ocurrió con nuestra sustancia, que pesaba el 56% o cinco novenas partes de su peso inicial. 

Esto demuestra que la sustancia está conectada a través de una resonancia, es decir, que es un oscilador cuántico, resonando en dos dimensiones, lo cual se ajusta exactamente a la definición de superconductor.

Si puedes controlar la gravedad, controlas también el espacio-tiempo, por lo tanto, estos átomos están doblando el espacio-tiempo para pesar cinco novenas partes de su peso inicial.

En las revistas especializadas se han publicado teorías sobre la posibilidad de viajar a una velocidad superior a la de la luz, pero para poder hacerlo, es necesario disponer de lo que se denomina materia exótica, es decir, materia que no sufre atracción gravitatoria. 

Sabíais que el iridio a 70 grados Fahrenheit no sufre atracción gravitatoria, y que esta temperatura es ligeramente inferior a la de nuestro cuerpo? 

Por lo tanto, podemos tomar esta sustancia hasta que nuestro cuerpo de luz envuelva a nuestro cuerpo físico y nos convirtamos en seres de luz.

A partir de ese momento, nuestro cuerpo físico ya no controlará nuestro cuerpo de luz, es decir, nuestro cuerpo de luz controlará nuestro cuerpo físico. 

Por lo tanto, podremos viajar de inmediato a cualquier lugar que deseemos, no solo de manera espiritual, sino también física. 

En la Biblia a esto se le llama éxtasis. 

Dice : dos personas estarán arando la tierra y, de repente, una de ellas habrá desaparecido. 

Dos personas estarán tumbadas en la cama y, de repente, una de ellas habrá desaparecido.

Habrá una desaparición física del lugar donde te encuentres, en el Apocalipsis dice: «Al vencedor le daré el maná escondido y una piedra blanca, y en la piedra escribiré un nombre nuevo, que solo conoce el que la recibe [Apocalipsis 2]. 

No serás la misma persona que antes de tomar la sustancia.

En realidad, dice que tendrás un nombre nuevo y que serás una persona diferente. 

Cuando te llenas con el espíritu, con el crisma, ya no eres la misma persona que antes. 

Todo el ADN que los biólogos no saben para qué sirve tiene una función, pero no lo aprovechamos.

En este momento solo utilizamos el diez por cien de nuestro cerebro. 

Para qué sirve el noventa por ciento restante? 

Tenemos un cerebro evolucionado para no utilizarlo? 

Parece como si en la antigüedad hubiéramos utilizado todo el cerebro y el ADN, y hubiéramos sido una persona diferente. 

Esto resulta difícil de entender a nivel filosófico, ¿verdad? 

La Biblia dice que en la antigüedad éramos Adán Kadmon, similar a un ángel, y que luego caímos en este estado de brutalidad. 

Pero también dice que llegará el día en que los tiempos remotos volverá a la Tierra. 

Cuáles son los tiempos remotos? 

Los de Adán Kadmon, el hombre original. 

Y cuando este hombre vuelva y pueda leer nuestros pensamientos sin que hayamos pronunciado ni una sola palabra, podremos ser juzgados como corresponde. 

No habrán más esqueletos en el armario ni más intenciones ocultas. 

Todo se conocerá, en la Biblia lo llaman la apertura del libro de la vida.

Será el momento en que todos seremos juzgados, en que todo será revelado.

Entonces, y solo entonces, veremos otra vez a Cristo, cuando vuelva, en el Apocalipsis dice que las calles de la nueva Jerusalén serán pavimentadas con oro puro, como cristal transparente [Apocalipsis 21], y los cimientos también serán de oro tan puro como el cristal transparente [Apocalipsis 21].

El árbol dorado de la vida es Orme, ormus o ormes. 

Nostradamus trabajó con la familia de Guise y profetizó que en 1.999 el oro oculto sería descubierto por la ciencia. 

Esta profecía es muy precisa, con fechas muy exactas, y el descendiente de esta familia, el futuro David, plantará el árbol dorado de la vida.

Al polvo blanco de oro también se le llama las llaves menores de Salomón, las llaves del reino. 

Recordad que Pedro, la roca, era el guardián de las llaves del reino, es decir, del polvo blanco de oro.

Esta sustancia no es la respuesta, pero es la llave que abre las puertas del conocimiento,ya no tenemos que morir para encontrarnos con los ángeles, para experimentar lo que describen los que han muerto y han vuelto a la vida, esa increíble sensación de unión. 

El momento en el que más cerca podemos estar de una persona es durante el acto sexual. 

Sin embargo, gracias al polvo blanco de oro, podemos unir nuestro corazón y nuestra mente con los demás. 

Cuando comprendes que los superconductores no necesitan estar en contacto… bueno, volvemos a la ciencia. 

Si queremos que fluya la electricidad entre dos cables, estos tienen que estar en contacto, pero los superconductores pueden mantenerse a distancia y, mientras sus resonancias estén en armonía y sus campos de Meissner se toquen, es como si estuvieran unidos. 

Porque lo que fluye a través de ellos es luz y actúan como un solo superconductor. 

Por lo tanto, cuando te conviertes en un superconductor perfecto y tú pareja también lo es, vuestro corazón y vuestra mente se unen. 

Entonces, lo conoces todo acerca de ella y se produce la telepatía perfecta.

Y esto es el juicio. Esto es la unión.

Qué efectos produce en el cuerpo? 

Corrige el Adn, gracias a un proceso similar al de una solución desnaturalizada, el ADN se relaja y se recombina de forma correcta. 

Por lo tanto, esta sustancia puede curar las enfermedades producidas por un desajuste del Adn. 

Sin embargo, no se debe tomar solo para curar enfermedades, sino por motivos filosóficos. 

El propósito debe ser elevar la conciencia de la humanidad, si durante este proceso se curan enfermedades, estupendo. 


Entonces, ya no necesitas comer porque puedes alimentarte de los campos de resonancia del universo, todo lo que necesitas es agua. 

Cuando ya no necesitas energía, puedes viajar donde quieras con solo pensar en ese lugar, y de repente estar allí. 

Puedes vivir 800 o 1.000 años con un cuerpo perfecto cuyas células están corregidas, y entonces tú metabolismo se acelera un 45 o 50 por cien y vuelves al mismo estado en que te encontrabas cuando eras un adolescente y puedes permanecer en este estado. 

Estos son los efectos que produce la sustancia.

Ormus es el nombre que se ha dado a una enigmática materia de fácil obtención, relacionada al parecer con metales preciosos, a la que se le atribuyen excepcionales propiedades vitalizantes, regenerantes y curativas, y que se ha querido asimilar a la Piedra Filosofal, al Elixir de Larga Vida, y hasta al Santo Grial. 

Un mito que ha desbordado la realidad, una irracional divulgación, con exageraciones y mal entendidos que desacreditan unas posibilidades reales de primera magnitud. 

Sin embargo, recientemente, han aparecido artículos sensatos como el del Dr. Roger Taylor, inmunólogo de prestigio de la Universidad de Bristol La Magia y el Misterio de los Elementos Ormus, en las revistas Nexus y Caduceos, con el propósito de desmitificar el asunto y darlo a conocer a lectores con sentido crítico, ya que al menos en agricultura, sus posibilidades son dignas de estudio.

El asunto Ormus empezó en los años 1.970, cuando un acaudalado terrateniente de Arizona, David Radius Hudson, encargó unos exhaustivos análisis de sus tierras. 

Aparte de corregir sus deficiencias para el cultivo, sospechaba que contenían oro en proporción rentable. 

En los ensayos quedó un residuo, un misterioso polvo blanco que se resistía a todos los análisis. 

Los procesos de espectrometría utilizados en los laboratorios de U.S.A., una combustión durante unos pocos segundos, solo mostraban trazas de Silicio, Calcio, Magnesio, Aluminio, Hierro, y otros elementos más comunes, pero más del 99 % era un enigma. 

Al utilizar un proceso de espectrometría desarrollado en la URSS, con una combustión de 300 segundos, aparecieron, según Hudson, proporciones importantes de metales preciosos del grupo del Platino, como Rodio, Osmio, Iridio, Paladio, Rutenio… al parecer en una forma atómica extraña e indetectable por los métodos analíticos usuales. 

Hudson era rico, y se gastó una cuantiosa suma, parece que más de cinco millones de dólares, probablemente deducible de impuestos, en la investigación de ese polvo, lo que le llevó más de diez años. 

Registró fenómenos desconcertantes : determinadas fracciones de ese polvo blanco, ricas en osmio, al ser expuestas al sol, desaparecían repentinamente con un silencioso fogonazo. 

Otras, ricas en Iridio, al calentarlas en un recipiente hermético, perdían hasta el 44 % de su peso, y lo recuperaban al enfriarse. 

Esta disminución de peso se transmitía al recipiente, en ocasiones desaparecían y reaparecían según la temperatura, su comportamiento en los campos magnéticos, hacía pensar en superconducción eléctrica a temperatura ambiente y parecía que sus átomos eran capaces de atravesar sólidos, mediante el llamado efecto túnel de Josephson.

Este comportamiento anómalo decidió mostrarlo a un destacado físico de vanguardia, Harold E. Puthoff, director del Instituto de Estudios Avanzados de Austin. 

Puthoff le explicó que podría tratarse de materia exótica, una sustancia capaz de modificar la curvatura espacial que se manifiesta como gravitación, lo que explicaría las diferencias de peso. 

Se asombró al comprobar que esta disminución del 44% coincidía exactamente con sus cálculos teóricos anteriores. Representaría un descubrimiento crucial para la conquista del Espacio.

Hudson estaba convencido que estos metales se hallaban en el estado que llamó Orbitally Re-arranged Monoatómic Element. 

Como acrónimo Orme, pero otros investigadores no estaban de acuerdo, y acabó llamándose la latinización Ormus, que no significa nada. 

Otros, de manera más “científica” lo llaman elementos en estado M, o M elementos. 

Después de muchos años de trabajo y experiencias, en 1988, Hudson solicitó patentes en muchos países reivindicando procesos químicos para pasar el Ormus a la forma metálica y viceversa, pero solo le fueron concedidas en Gran Bretaña, patente GB 2.219.995 del 28 de diciembre de 1.989, y en Australia.

La hipótesis más aceptada sobre el estado físico de los elementos en estado M, se basa en el spin mucho más rápido de sus electrones, que se emparejan en los llamados Pares de Cooper, lo que hace que estos elementos sean estables a los reactivos normales, pero así, (lo que parece contradictorio) son mucho más biodisponibles. 

El fenómeno se producía a temperaturas cercanas al cero absoluto y se consideraba por tanto de difícil aplicación práctica. Pero en los años 80 se descubrieron fenómenos de superconductividad a temperaturas de unos 100 grados kelvin, que no pueden ser explicadas por la teoría oficial. 

A pesar de no tener una explicación con el modelo oficial sobre estos fenómenos, se niega la posibilidad desde la ortodoxia que la superconductividad sea un fenómeno posible a temperatura ambiente).

En sus amplias investigaciones Hudson hizo analizar con el método soviético, una serie de productos naturales, cerebro de cerdo, otros tejidos animales, plantas como zanahoria y aloe vera, agua de mar, agua del Mar Muerto, etc., hallando proporciones importantes de los nombrados elementos preciosos. 

El alto contenido de Ormus en el cerebro, el 5 % de su materia seca, le indujo a relacionarlo con la actividad cerebral, la relación cerebro-mente, regeneración del Adn y pensó en que tenía en sus manos un producto de potencial curativo excepcional. 

Empezó a leer textos de alquimia, y se convenció que el Ormus era una variedad de la Piedra Filosofal y del Elixir de Larga Vida. 

Informa de curaciones de cáncer y sida y empieza el mito. 

En 1.995 inició una gira de conferencias en EEUU, y el Ormus salió a la palestra pública, con peregrinas historias de un sujeto que experimentaba místicos orgasmos, un gato que recreció su amputado rabo…….y otras por el estilo, lo que inició el descrédito científico del asunto.

Hudson quiso montar una planta extractora de Ormus en Arizona, pero no pudo por problemas legales, y dijo que fue obligado a retirarse del asunto. 

Desde 1.999 se mantiene en un discreto silencio,era rico, de familia conocida e influyente en política, no tenía necesidad de inventarse un descubrimiento fraudulento, aparte que está comprobado que invirtió sumas cuantiosas en sus investigaciones.

La patente es muy explicita, detallada, y bien planteada, fué redactada por un equipo con sólidos conocimientos en física y química. 

Tiene un fallo: el empeño en afirmar en que estos elementos preciosos se hallan en forma monoatómica sin aportar pruebas fehacientes. 

Quizás por esto fué rechazada en EEUU, o porque era peligrosa para otros intereses, quizás la minería de metales preciosos o la tecnología aeroespacial. 

Según Hudson, los elementos preciosos en este estado M, son entre 10.000 y 100.000 veces más abundantes en la naturaleza, que en el estado físico normal, pero al ser indetectables por los procesos analíticos normales, se consideran inexistentes. 

Precisamente, en la patente de Hudson, se detallan une serie de procesos químicos para pasar los elementos en estado M a un estado normal, lo que permitiría la obtención de estos elementos en cantidades rentables. 

Pero debe tener sus fallos,según Hudson, el Ormus del agua del Océano Pacífico contiene del 8 al 14 % de Oro, 30 % de Rodio y del 6 al 9 % de Iridio. 

El Ormus del agua del Mar Muerto, que ha recibido mucha energía solar, hasta un 70 % de Oro. 

De acuerdo a estos datos, el Ormus del Mediterráneo, podría tener un 10 % de oro, se estima que el agua de mar tiene un promedio de 1 mg de Oro por 1000 l, una cantidad que no hace rentable se extracción. 

Pero estos 1000 litros nos darían 2000 grs de sólidos de Ormus, con 200 gramos de Oro, en este caso 200.000 veces más que el oro normal. 

Si ello fuera cierto, y el proceso de transformar el oro M en oro normal, según la patente de Hudson, fuera asequible, extraña que no se utilice, sobre todo en Israel,el Mar Muerto daría más de 1 Kg de oro por 1000 l.

Prestigiosos personajes como Puthoff se comprometieron seriamente en los descubrimientos de Hudson. 

De sospechar fraude no lo hubiera recibido.

Empresas como la General Eléctric se interesaron mucho por el Rodio en Estado M para catalizadores de automóviles y comprobaron que ese Rodio funcionaba igual que el metálico. 

El Rodio se utiliza para estabilizar el Platino en catalizadores, curiosamente, comprobaron que al cabo de un tiempo de funcionamiento, aparecía rodio en forma de metal. 

De no presentarse con unas credenciales de seriedad no le hubieran hecho caso.

Investigadores independientes han reproducido algunos de los enigmáticos fenómenos del Ormus, la deflagración con la luz solar, las anomalías en su peso según la temperatura y la levitación en campos magnéticos, algo insólito en un material aparentemente no magnético, pero quizás superconductor.

Al retirarse Hudson, otros tomaron la antorcha. 

El más importante es Barry Carter, con una web que proporciona una cuantiosa información sobre métodos de obtención, efectos terapéuticos y principalmente su efecto sobre el crecimiento y rendimiento en agricultura. 

Así como la información sobre los efectos curativos, algunos casos de cáncer, sida, diabetes, es anecdótica, sin ningún control y vaga, lo que la invalida, e induce al descrédito. 

Esta web, aunque parece que es la más seria sobre el tema, es bastante fanática y con escaso criterio científico. 

Sin embargo, los resultados presentados en agricultura son más fiables, por lo que nos ceñiremos en ellos.

Un aspecto desorientador, es la diversidad de métodos, que parecen contradictorios, para la obtención de Ormus. 

Se citan tres. 

Uno es el cocimiento de tierras volcánicas en una solución concentrada de sosa cáustica y posterior neutralización y precipitación. 

Otro, la alcalinización del agua de mar con sosa, hasta pH exacto de 10,78, recogiendo y lavando el precipitado que contiene el Ormus, y el tercero, el tratamiento de agua formando un vórtice dentro de un campo magnético, y recogiendo una pequeña parte de agua de la parte alta del vórtice, que al parecer es más viscosa y contiene el Ormus. 

Así, parece que hay varios tipos o formas de Ormus, lo que acaba desacreditando más el asunto.


Aparecen curiosas webs, como la Ormus University, en Okinawa, Japón, respaldada por nombres como Ormus Institute of Natural Science and Metaphysics y Ormus Natural Sciencies Laboratories Intl. 

Encabezada por el cuadro de la Gioconda (subliminalmente, Código da Vinci), resume el libro. 

Mito Magia y Asesinato del Ormus por H. Alfred Goolsbee, publicado por esa entidad: ORMUS en Sumerios, Annunakis, Esenios, Tibet, inmortalidad, teleportación, etc. 

Los pruebas con cultivos vegetales son relativamente fáciles de controlar utilizando parcelas testigos. 

En China RP, el profesor Hou Tian Zhen, hizo una serie de pruebas en la Estación Experimental de An-Ning, comprobando que el ORMUS aumentaba el rendimiento de judías tiernas en un 81 %, la remolacha dulce 67 % , la soja 29 % y el melón 65 %, con una mayor precocidad y resistencia a plagas y a la sequía. 

La hipótesis era que esas plantas tenían los estomas, aberturas por donde respiran, más dilatados, lo que facilitaba el intercambio gaseoso.

En EEUU, la suplementación con Ormus, dió un rendimiento de 5600 Kgs por hectárea, cuando el promedio son 1500 Kgs. 

El principio activo del ginseng son los gingenósidos, de los que dio un contenido del 11 % , cuando el promedio normal es entre 6 y 8 %. 

Equivale a multiplicar el rendimiento por 3,5 y la producción total de gingenósidos por 5,3. 

Parece exagerado, pero hay que tener en cuenta que el ginseng es un cultivo muy especial, muy exigente, y posiblemente los rendimientos usuales en EEUU, sean muy inferiores a los de Corea, su habitat natural.

La uva con Ormus, resultados en EEUU, Australia y Nueva Zelanda, rendimientos entre un 70 y 100 % más, con dos semanas de precocidad y un mayor contenido de azúcar. 

El café se incrementa entre un 50 y 100 %, con granos mayores y una alta calidad. 

Un cultivador de Puerto Rico ha incrementado la producción, y las plantas con solo tres años están a pleno rendimiento. 

Su maduración uniforme permite su cosechado en solo tres turnos, ahorrando mano de obra.

Yendo a una hortaliza familiar, el tomate, cultivadores industriales informan de incrementos entre 67 y 100 %, con un período de producción del doble lo usual. 

Este tratamiento permite cortar la ramificación más baja, normalmente estéril y plantarla. 

Enraíza y llega a la plena producción en 45 días. 

En la estación experimental de An-Ning se dobló la cantidad de flores, con un incremento de frutos del 27 %.

En dos variedades de patatas, la roja y la Russet, con ORMUS se obtuvieron mejoras del 90 % y los grados Brix, relacionados con los almidones, un 30 % más. 

Las plantas tuvieron una precocidad de 17 días, dentro de los tres meses normales. 

Todos estos resultados, divulgados por Dudley, (que advierte que algunos cultivos, como el maíz, han sido sometidos a otros tratamientos “energéticos” como el “ Sonic Bloom” sonidos como cantos de pájaros), aunque sin garantía de seriedad científica, merecen ser tenidos en cuenta.

Pero Dudley no es el único que divulga resultados. 

Hay un montón sitios en los que además de estimar rendimientos muy superiores, pueden verse fotos de enormes calabazas, y monstruosas cannabis. 

Una de las ventajas que resaltan, además del rendimiento, es una mayor resistencia a las plagas y sobre todo una muy alta tolerancia a la sequía, lo que permite ahorrar riego.

El tipo de Ormus utilizado en agricultura es el de agua de mar. Su elaboración es sencilla. 

Se añade al agua de mar, lentamente y con agitación constante, una lejía concentrada de sosa cáustica, entre el 10 y 20 %, hasta pH 10,78 exacto. 

La operación puede tardar un par o tres de horas, ya que se forman tampones y la sosa se debe añadir muy despacio para no sobrepasar este pH, hasta que quede estable por lo menos 10 minutos. 

Se forma un precipitado blanco, que se deja posar una noche, quedando una parte sedimentada entre 1/7 y un 1/10 del volumen total. 

Se retira por sifonación la solución clara que sobrenada, y el precipitado se lava tres o cuatro veces con agua normal repitiendo al proceso de sedimentación. 

De un litro de agua de mar, se obtienen de 150 a 100 ml de suspensión blanca de precipitado. 

Es el Ormus, que algunos llaman C-11, que se utiliza como fertilizante,se aplica en proporción entre 25 a 50 litros por hectárea, o sea de cuarto a medio litro por 100 metros cuadrados, 2,5 a 5 ml por metro cuadrado. 

También se utilizan las sales del Mar Muerto y del Gran Lago Salado de Utah, para preparados comerciales como el C-Gro ©.

Las propiedades fertilizantes del agua de mar, directamente o sus sólidos completos, sin esta sencilla operación química, ya fueron investigados por el Dr Maynard Murray entre los años cuarenta y sesenta del pasado siglo, más de veinte años de experiencias. 

Consiguió la colaboración de la US Navy y se hacía traer vagones cisterna con agua de mar de diversos océanos a Cincinnati, a 600 Kms. de la costa. 

Según él, así como la sal, cloruro sódico, aislada, es perjudicial para las plantas, cuando va acompañada por los sólidos completos del agua de mar, pierde la toxicidad. 

Pero lo más importante era su resistencia a plagas y virus inyectados adrede, y su efecto en las dietas de los animales de experimentación, ausencia de enfermedades degenerativas en cepas predispuestas a estos trastornos. 

En 1.976 publicó un libro, Sea Energy Agriculture, pero como el Dr Murray era otorrinolaringólogo sin ningún título en agricultura, y en aquella época no se daba importancia a la ecología y afines, aparte intereses contrarios de fabricantes de fertilizantes, pasó desapercibido. 

También es posible que a pesar de que Murray aseguraba que estas cantidades de sal no eran perjudiciales, parecerían excesivas. 

Con Ormus, las cantidades utilizadas son insignificantes, 2,5 a 5 ml, equivalentes a unos de 0,05 a 0,1 gramos de sólidos de ORMUS por metro cuadrado. 

No se entiende como una cantidad tan pequeña puede causar incrementos espectaculares, quizás intervengan aspectos de energías sutiles que escapan a nuestra compresión.

De todos modos, queda un interrogante. 

Suponiendo un promedio efectivo de 4 ml de suspensión del precipitado Ormus, por metro cuadrado, para obtenerlo, se ha partido de unos 30 ml de agua de mar, conteniendo 1 gramo de sólidos, principalmente Cloruro Sódico. 

Suponiendo añadiésemos directamente como agua de mar, es una cantidad muy pequeña como para salínizar la tierra. Murray utilizaba de 100 a 250 gramos de sólidos marinos marinos por metro cuadrado. 

Sin embargo añadiendo directamente estos 30 ml de agua de mar, que teóricamente contiene los elementos Ormus de estos 4 ml de precipitado, deberían obtenerse los mismos resultados que con Ormus precipitado, pero según los entendidos, ello no es así. 

Por ello, parece que este proceso tan simple de alcalinizar a pH 10,78 y precipitarlos como insolubles, “activa” de una u otra manera a estos supuestos metales preciosos, que en estado soluble son inactivos. 

Ello haría que estas cantidades tan pequeñas fueran suficientes, no se entiende como un proceso tan simple como una insolubilización, puede cambiar tan radicalmente el comportamiento de estos elementos.

Así y todo no está claro y se requerirían ensayos con cantidades equivalentes de agua de mar y con el precipitado. 

Por otra parte, si este precipitado se redisuelve al acidificar con ácido clorhídrico, como así ocurre, 

Perderá entonces su actividad?. Al que no tenga conocimientos de agricultura, le parecerá más lógico que unos elementos solubles como el agua de mar sin tratar, sean más asimilables directamente, pero hay que tener en cuenta que son más fácilmente arrastrables, mientras que los insolubles como el precipitado de Ormus, pueden permanecer largo tiempo a disposición de las plantas, ya solos o ligados a otros soportes, 

Será una razón de su efectividad? Tampoco se dice que ocurre si se deshidrata, aunque algunos aseguran que mantiene su actividad.

Además, sería imprescindible comprobar la presencia de estos supuestos metales preciosos, en esta peculiar forma atómica, o “Estado M” (una forma atómica bloqueada e indetectable por los reactivos o sistemas instrumentales corrientes) en los precipitados de agua de mar. 

Ello requiere un aporte extraordinario de energía para romper ese bloqueo, lo que se puede conseguir con un costoso instrumento, “espectrometro de masas” adaptado para una prolongada combustión en el arco eléctrico, para utilizar el protocolo soviético, del que, con esta exigencia suplementaria, disponen muy pocos centros de investigación. 

Ello dificulta un estudio serio del asunto. En conjunto, un proceso de investigación no difícil, pero costoso y que dada la “mala fama”, con un contexto esotérico y mágico del Ormus, ningún centro de investigación osaría abordar.

El Dr. Roger Taylor, que publicó el artículo en Nexus, hizo su propia experiencia doméstica. 

Dos surcos de patatas tratadas con Ormus marino le dieron 26 Kgs y los controles 14 Kgs, casi la mitad. 

Algunas zanahorias le pesaron casi medio kilo.

Hemos presenciado una experiencia efectuada en verano 2007, sin ningún control, en Cataluña, región del Maresme, con tomates, pimientos y judías tiernas. 

Su abundancia despertó la admiración y extrañeza de experimentados payeses, calculados para consumo de una familia, sobraba el más del doble. 

El período de producción se prolongó y los tomates recogidos maduros, se mantenían un par de semanas sin estropearse. 

Aunque, pensando que aquello no funcionaría, no se hizo ningún control con plantas testigo, la impresión general era que la producción era extraordinaria, el agua de mar para el Ormus, se sacó de la playa más próxima.

Dos años más tarde, en los meses de verano, como “treball de recerca” de un alumno de bachillerato del Institut Damià Campeny, se hizo una prueba en macetas de plástico, todas con una misma tierra virgen de bosque recién extraída, adicionada de abundante estiércol de caballo y previamente muy mezclada y uniformizada. Un total de 54 macetas de 4 l de capacidad, con tres hortalizas de desarrollo rápido, lechuga, espinaca y rabanito, con 3 variantes de 6 macetas cada una, A, testigo sin nada, B con abono standard 15,15,15, nitrógeno, fósforo y potasio, y Ormus de agua de mar. 

No se notaron diferencias entre unos y otros incluso los que tenían abono no se aventajaron, por lo que tampoco se pudo comprobar una posible actividad del Ormus. 

En todas las variantes los rendimientos fueron más bajos de lo normal que en la tierra de un huerto. 

O bien este Ormus no es efectivo, o la prueba estaba mal hecha o la tierra no era la adecuada, o el proceso no funciona en macetas de plástico.

Con todo, aunque este ensayó fue inútil, por lo que hemos leído, estamos convencidos de que el producto que llamamos Ormus, al menos en agricultura, tiene un potencial que merece ser investigado en serio. E

llo es importante de cara a un futuro con escasez de agua dulce, ya que por una parte los cultivos con Ormus producen más cantidad con la misma agua y por otra son más resistentes a las sequías. 

Han sonado alarmas por el temor a destinar tierra a cultivos para producción de carburantes, en detrimento de las destinadas a alimentos y provocar hambrunas, (ello ya ha empezado con la alarmante subida de los precios de los cereales) pero esto se podría corregir con una mayor productividad de los cultivos alimentarios. 

Además aplicando Ormus a los cultivos de biocarburantes, se podría mejorar su rendimiento y requeriría menos tierras. 

El precio de los fertilizantes, con la excusa del petróleo, se ha doblado en un año,la aplicación de Ormus, permitiría reducirlos y suprimir algunos..

Así como el efecto de la ingestión directa de Ormus sobre la salud es discutible, el efecto positivo de la ingesta de alimentos cultivados con él, o con sólidos totales marinos, al menos en animales, parece mucho más comprobado. 

Aunque es difícil creer que los efectos del Ormus en agricultura se deban a un enigmático e incomprensible contenido en metales preciosos, no comprobable por las técnicas analíticas usuales, lo importante es que funcione, y eso sí se puede comprobar.

El agua de mar es inacabable y gratuita, y el proceso para obtener Ormus, sencillo y barato. 

Se puede automatizar y abaratar, y facilitar el transporte eliminando más agua. Las cantidades necesarias son ridículas. 

Hemos creído necesario divulgar esta información despojándola de mitos y leyendas para animar a futuros investigadores. 

Es probable que el asunto ya se esté investigando y no se publique ningún trabajo serio. 

Obviamente a las compañías de fertilizantes, semillas, etc., aunque les conviene estar informadas, no les interesa que se divulgue, y no subvencionarán ninguna investigación universitaria o estatal. 

De todos modos, Dudley cita un trabajo (sin referencia) de la Universidad A&M de Texas, que es un centro con prestigio, con soja y aumento de rendimiento del 30 %. 

Y si realmente tiene estas propiedades físicas tan raras que desafían la gravedad, entra en materia reservada militar.

Si los ensayos fueran positivos, el proceso sería fácilmente industrializable reciclando barcos pesqueros obsoletos provistos de la correspondiente instalación de precipitación en continuo, y maquinaria, centrifugadoras, para reducir el precipitado de Ormus, al mínimo volumen. 

Recogerlo en alta mar y posteriormente acabar de purificarlo en tierra. 

Un proyecto más ambicioso sería un buque factoría que llegara hasta la obtención de un Ormus desecado, con un rendimiento de 2 Kgs por 1000 l de agua tratada.
Next
This is the most recent post.
Previous
Entrada antigua

0 comentarios:

Publicar un comentario

Apreciamos sus comentarios, sus aportes son valiosos, no dude en dejar su mensaje, muchas gracias.

Secrets of the Slave State

How The U.S. Government Really Works

El Código Moisés

El Secreto Sagrado del Cristo en el Interior

Cristo el Mago

 
Arriba